El anuncio que salvó la navidad

Cuando eramos pequeños ver la televisión se convertía en una ilusión cuando llegaba la navidad, las burbujas de Freixenet acompañadas del famoso de moda daban el pistoletazo de salida con un anuncio que más bien parecía una película. Otro famoso anuncio sobre turrones nos emocionaba con la vuelta a casa de los seres queridos, Papá Noel no podía resistirse al turrón de chocolate y todos  esperábamos que salieran nuestros juguetes favoritos para saber que pedirles a los reyes.

Será que me he hecho mayor, pero ya los anuncios navideños no son lo que eran, en medio de esta crisis que se empeña en silenciar los sueños, la industria de la publicidad acorta el baile de las burbujas, cambia el mítico anuncio de vuelta a casa y la gente se pelea por conseguir unas muñecas extrañas.

Y en medio de todo eso, cuando ya no quedaba esperanza para los spots navideños y el calvo de la lotería nos había abandonado, surge el anuncio que hizo realidad la ansiada viralidad en internet. Una campaña lanzada en facebook antes de ver la luz televisiva y un hastag en twitter #holaeselenemigo que trae muchos recuerdos antes de saber siquiera de que va esta campaña.

Hace 10 años que el mítico teléfono negro dejó de sonar, y ahora los cómicos de este país se reúnen para demostrarnos que pase lo que pase siempre nos quedarán motivos para sonreír.

Una reunión de amigos, mantel de cuadros y embutido, con Santiago Segura como narrador los cómicos de este país se dirigen a rendir homenaje al maestro. Está Fofito, Anabel Alonso, Chiquito, Florentino Fernández, y las Hermanas Hurtado y hasta llegan los Morancos en el último momento. Y allí entre risas y chistes mil veces repetidos se consigue lo imposible, Josema y Millán, Pajares y Esteso, abrazos esperados se hacen realidad gracias al humor.

Y tras hartarse de comer, se dirigen a la tumba de Miguel Gila y Josema lanza una pregunta, la respuesta como era de esperar, nos arranca sonrisas y lágrimas. Dirigido por Alex de la Iglesia este anuncio ha conseguido cientos de comentarios, seguidores y visitas y antes de que lo veamos en la tele, nos ha emocionado a muchos.

Y así pasó, cuando un año difícil llegaba a su fin llegó el anuncio que consiguió lo imposible, hacernos recordar aquellos tiempos en los que era más fácil reírse de todo, cuando Martes y 13 alegraban la navidad con las empanadillas de Móstoles, Pajares y Esteso se dedicaban únicamente a hacer reír y los payasos que salían en la tele eran grandes personas.

Por eso cuando falten ilusiones o ganas de reír, debemos recordar que siguen existiendo, tal vez estén escondidas allí donde algunos dicen que descansa el maestro.

Felices Fiestas

Un video para el recuerdo: Gila- Es el enemigo


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *